Comparte este artículo

Una tierra de volcanes al alcance de tu mano:
Los secretos de la Garrotxa

Islandia tiene alrededor de 130 montañas volcánicas y ofrece un paisaje sobrecogedor, está de moda y con merecida justificación. Pero ¿sabías que La Garrocha es el mejor ejemplo de paisaje volcánico de la península ibérica, y uno de los más importantes de Europa?

Muchas veces tendemos a hacer miles y miles de kilómetros para visitar algún lugar remoto y no nos damos cuenta de que cerca de casa, tenemos lugares únicos de los que ni siquiera habíamos oído hablar.

Y eso es precisamente lo que me paso a mí con este Parque Natural de la provincia de Gerona. Como no quiero que a ti te pase lo mismo te voy a contar como una Active Woman le puede sacar el máximo partido a la Garrotxa y los 42 conos volcánicos que la forman.

Nuestro campo base lo situaremos en Olot, capital de la comarca. Desde aquí iniciaremos nuestras actividades de bici y senderismo y también la visita a otros pueblos con encanto de la región.

En resumen, abrimos boca con un poco de ejercicio, disfrutamos de la gastronomía de la zona, bajamos el postre con un poco de cultura y rematamos con algunas foticos para el recuerdo.

Día 1

Mañana: La Fageda d'en Jordà + Volcán del Croscat + Volcán Santa Margarida

La Fageda d’en Jordà es un bosque de hayas que crece sobre la colada del volcán del Croscat. Un lugar mágico, de un intenso verde que se tiñe de una amplia gama de ocres a la llegada del otoño.

Los gredales del Croscat, el volcán más joven de la península, son otra de las grandes atracciones del Parque Natural tras su restauración en 1995.

Y para cerrar el círculo, el volcán Santa Margarida que posee un cráter circular muy amplio y donde se encuentra la ermita que le da nombre en mitad de un inmenso prado.

Para disfrutar de este precioso paraje, te propongo varias alternativas:

1. A pie, ruta circular, de unas 4 horas y 20 minutos. 11 km y un desnivel acumulado de +/-200 m. (Track en Wikiloc)

2. En bici, ruta circular, de unas 5 horas. 34 km y un desnivel acumulado de +/- 680 m. (Track en Wikiloc)

La Fageda d'en Jordà

3. ¡En globo!: entre 150€ y 200€ por persona. (Volfactory y Voldecoloms)

Tarde: Besalú

A una media hora de Olot en coche. Representante con estrella de los muchos pueblos medievales con encanto de la Garrotxa.

No podrás resistirte a hacerle una foto a su famoso puente sobre el río Fluvià, con su precioso casco histórico de fondo. No te pierdas el Mikve y sinagoga en la judería y la iglesia de Iglesia de Sant Pere.

Besalú

Día 2

Mañana: Sadernes

Esta vez toca disfrutar de la Alta Garrotxa que se caracterizada por un paisaje mucho más abrupto. Se nota que nos vamos acercando a los Pirineos.

Desde Olot hay más o menos una media hora en coche. Una vez aquí vuelves a tener dos opciones:

1. A pie. Sadernes -Sant Aniol d’Aguja: excursión preciosa siguiendo el río, pasando por encinares, bosques , zonas más rocosas y donde podrás disfrutar de cascadas y pozas. 

Ida y vuelta por la misma zona. Unas 6 horas, 16.4 km y un desnivel acumulado +/- 435 m. (Track en Wikiloc).

2. En bici. Ruta circular y exigente donde puedes disfrutar las vistas panorámicas al Valle del Llierca y parte de la Alta Garrotxa.

4 horas, 30 km y un desnivel acumulado +/- 996 m. (Track en Wikiloc)

Sadernes

Tarde: Castellfullit de la Roca y Olot

Llévate unas toallitas en el coche y ropa de cambio que a la vuelta a Olot paramos a observar Castellfullit de la Roca, construido sobre un risco basáltico.

Antes de disfrutar de su casco viejo medieval de estrechas calles, placitas y miradores coge perspectiva y sitúate a las afueras. Vete a la carretera que va a Besalú y observa el pueblo desde abajo, ya tienes otra foto para el recuerdo.

Castellfullit de Roca

Y ahora sí, volvemos a Olot, duchita de verdad y a conocer a quién nos da cobijo ¿no? 

Tras los terremotos de 1427 y 1428 Olot vuelve a renacer y es que en el mismo centro puedes encontrar un volcán. Olot es modernismo y su mejor ejemplo es la Casa Solà Morales.

Si tienes tiempo puedes visitar uno de sus museos, entre el que destaco el de la Garrotxa donde se refleja la historia y arte de la comarca. (https://museus.olot.cat/museu-garrotxa/)

Y para rematar la visita, la Plaça Mercat para que puedas hacerte con todos los manjares de la cocina volcánica, las judías de Santa Pau, los nabos negros o el queso de cabra de corteza enmohecida y por supuesto degustar las patatas de Olot rellenas de carne.

Si quieres seguir los tracks de Wikilock mientras estás en ruta puedes:

1. Contratar la modalidad Premium.

2. Descargarlos para seguirlos con un GPS o una APP móvil.  

3. Conseguir esta mini-guía  gratuita que he elaborado para ti para seguir la ruta con la APP gratuita del IGN.

Sólo tienes que hacerte miembro de la Tribu y la recibirás en tu correo.

Portada mini guia wikilok

Día 3

Rupit y Pruït

Los 45 minutos que nos separan desde Olot merecerán la pena, te lo aseguro. Eso sí, no te relajes mucho y madruga, no se puede entrar al pueblo en coche y el aparcamiento situado a la entrada se suele llenar (3 euros/día)

Rupit y Pruit no pertenecen a la Garrotxa sino al municipio de Osona, al límite de la provincia de Barcelona, pero dada su cercanía no puedo dejar de recomendártelo.

Son dos pueblos unidos por un puente colgante. Piérdete por sus calles, observa sus molinos, entra en sus iglesias y escucha las historias de esas antiguas casas de piedra.

Hoy es «rest day» pero no te dejes las zapatillas en la maleta ya que dando un paseo tienes El Salt de Sallent. Son sólo 3 km de ida y otros tantos de vuelta para deleitarse con esta catarata de más de 90 metros de altitud.

Y cómo seguro que te da la hora de comer aprovecha y disfruta de los muchos restaurantes que encontrarás. Echa un vistazo al Tripadvisor unos días antes y llama para reservar en el restaurante que más te guste ya que a pesar de que hay bastante oferta, muchos de ellos están siempre llenos.

Si tienes más días, la zona ofrece muchas más opciones, puedes visitar más pueblos con encanto como Santa Pau o incluso acercarte al lago de Bañolas, también tienes la posibilidad de perderte por la vía romana de Capsacosta o pedalear por la vía verde del Carrilet.

En verano o en otoño la Garrotxa y sus alrededores siempre son una buena opción. Disfruta de estas escapadas llenas de deporte, naturaleza y cultura que harán que recargues la pilas para enfrentarte de nuevo a la rutina.

Rupit

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *