Comparte este artículo

¿Quién disfruta más descubriendo tesoros ocultos,
los peques o tú?

Los niños son sinónimo de vitalidad, de entusiasmo, de aprendizaje.

Muchas de mis amigas se han lanzado a la gran aventura de la vida de ser mamás. A su lado he visto como poco a poco esos pequeños renacuajos van convirtiéndose en pequeñas personitas.

Lo que más me gusta de ellos es la energía que derrochan, son insaciables e incansables, siempre con sed de más y más. Pero muchas veces este torrente de energía es difícil de canalizar, sobre todo cuando se vive en una gran ciudad.

Por eso hoy te traigo una propuesta para que tú, tanto si eres mami, tía o amiga-tía como yo, puedas disfrutar de ellos en plena naturaleza.

Ellos se desfogarán de lo lindo jugando a ser exploradores en busca de tesoros escondidos y tu disfrutarás de un descanso activo totalmente reparador.

¿Preparada para enfrentarte al Geocaching?

Venga, te cuento un poquito más.

Según la Wikipedia, el Geocaching o Gynkhana GPS es la actividad de esconder y encontrar “tesoros” en cualquier lugar con ayuda de un GPS.

Esos pequeños tesoros te los puedes encontrar en una cajita de madera o incluso en una fiambrera. Pueden contener libros, llaveros, pequeños juguetes o un acertijo que te lleve a otro nivel. En cualquier caso, serán objetos de pequeño valor o mejor dicho, de un valor simbólico.

En resumen, el Geocaching es un juego de aventuras para todas las edades que viene cargadito de múltiples beneficios colaterales:

  1. Desarrollo de la capacidad de trabajo en equipo.
  2. Descubrimiento de nuevos lugares. Seguramente tengas cachés al lado de casa, pero también los puedes encontrar en el Congo, en la Antártida o incluso en un Toro de Osborne. Están distribuidos por todo el mundo.
  3. Aprendizaje sobre orientación de una forma divertida y apoyada con tecnología, que para esta generación de nativos digitales es muy atractivo.
  4. Conoceréis a más gente por lo que se desarrollan habilidades sociales.
  5. Contacto con la naturaleza, con ese lado más salvaje que tanto nos hace falta.
  6. La mente se oxigena, se evade de los quehaceres y problemas del día a día.
  7. Haces ejercicio yendo de un caché a otro, incluso en algunas ocasiones puede que os toque trepar.

Las reglas del juego son muy sencillas:

  1. Si coges algo, dejas algo del mismo o superior precio.
  2. Cuando descubras el cofre lo tienes que dejar tal cual te lo encontraste. Escóndelo de la misma manera.
  3. Si creas un caché o tesoro debes mantenerlo, revisar que está en perfectas condiciones.
  4. Por último y no menos importante, debes firmar el cuaderno de bitácora, así que no se te olvide llevar un boli por si acaso.
Tesoro

¿Te vas animando?

Si la respuesta es sí, lo primero que debes hacer es visitar la Web / APP oficial donde debes abrirte una cuenta para empezar a jugar. Geocaching.com

No obstante, existen otras aplicaciones que también te podrían servir como Geocaching, Cachly, Geooh live, c:geo, Geocaches o Geocache Placer pero en cualquier caso necesitarás tener una cuenta en la web oficial. En este enlace encontrarás un análisis exhaustivo de cada una de ellas.

Como ves el Geocaching es una actividad que la puedes disfrutar durante todo el año. Es económica porque lo único que necesitas es una APP o GPS. Y, además cuenta con el mayor campo de juego ya que puedes encontrar cachés por todo el mundo.

¿Y a quién se le ocurrió toda esta historia?

El individuo en cuestión se llamaba David Ulmer. Este señor quiso celebrar de una manera muy especial el día en que el Departamento de Defensa estadounidense comunicó la decisión de que los satélites dejaran de degradar la señal GPS de los receptores más comerciales.

¿Cómo lo hizo? Con un juego. Escondió unos cuantos libros y CDs y mandó las coordenadas al grupo de noticias para el que trabajaba. Tres días más tarde ya había dos personas que habían dejado su firma en el lugar del del tesoro para atestiguar su hallazgo.

Esto sucedió el 1 de mayo del 2000 y en la actualidad contamos con más de dos millones de geocachés repartidos por el mundo.

El Geocaching "es fácil, sencillo y para toda la familia".

Pero cuando una es novatilla le gusta contar con algo de ayuda en sus primeros pasos, por eso te sugiero que visites Geocaching Spain

Detrás de esta web hay un grupete muy salao que han formado una gran familia entorno a este mundillo. 

Aquí encontrarás recursos de todo tipo, noticias, rutas, aplicaciones, cómo crear cachés, etc… Lo que también tienen, y es muy interesante, es un calendario de eventos con actividades prácticamente a diario por toda España.

Bueno os he dicho fácil y sencillo, pero no es del todo así. Como en cualquier otra actividad hay niveles, en este caso van del 1 al 5. Se evalúan dos aspectos, la dificultad de encontrar el tesoro una vez llegues al punto exacto (lo escondido que esté) y el acceso a la ubicación (en los niveles más altos podemos estar hablando de tramos de escalada). Por lo tanto, si vas con niños muévete en los niveles 1 y 2.

Y para terminar me gustaría proponerte una actividad Active Woman para practicar el geocaching de una manera original. Se trata del primer Geo Tour que surgió en España. Una mezcla de turismo y geocaching.

El tesoro de los templarios

Cuenta con 148 tesoros expandidos por los Valles del Soja y Nasa en Cantabria. Pasarás por escenarios tan idílicos como el Castillo de San Vicente de la Barquera o el Capricho de Gaudí. 

Tienes a tu disposición un maravilloso campo de juego que va desde el mar a la montaña pasando por parques naturales. Viaje, aventura, cultura y deporte. ¿Qué más necesitas? (Más info aquí)

Niña en campo

Cada vez son más los niños que veo en la montaña y no sabes lo que me alegra.

Se emocionan con esa lagartija que se encuentran en mitad del camino, disfrutan como locos saltando con sus pequeñas botas de montaña en los charcos y se hacen fuertes experimentando sus primeras trepadas.

La naturaleza es el mejor parque infantil para los pequeños y además les enseña aquello que en la ciudad jamás aprenderán. Es el entorno perfecto para crecer de una forma sana y saludable.

Pero el geocaching es sólo una de las muchas actividades con las que puedes disfrutar de los peques en la naturaleza. Si quieres que descubramos más formas, cuéntamelo en los comentarios y exploraremos más opciones.

Otros artículos que te pueden interesar:

– ¿No encuentras compañía para practicar deporte al aire libre? 11 trucos para no quedarte en casa.

– Cómo comer rico y con fundamento en tus escapadas. Huye de las barritas y los geles energéticos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *