Comparte este artículo

¿No encuentras compañía para practicar deporte al aire libre?
11 trucos para no quedarte en casa.

La falta de compañía es una de las grandes barreras a las que se enfrentan algunas mujeres para lanzarse a la práctica de actividades outdoor. Yo también pasé por esa situación y por eso voy a darte varias vías de acción que evitarán que te quedes en casa.

Mi historia comienza con El Camino de Santiago. Intenté convencer a mis amigas para hacerlo durante varios años, pero fue imposible. Terminé enganchando a mi familia y les “obligué” a hacerlo conmigo.

Mirándolo con perspectiva este “camino” supuso un antes y un después por varias razones:

La primera porque descubrí que estar en contacto con la naturaleza, andar, el esfuerzo, la superación me generaba un estado muy reconfortante, incluso adictivo. 

La segunda porque la familia se unió mucho más, hicimos una piña todavía más indestructible. Desde entonces siempre encontramos algún momento para hacer una escapada juntos.

El segundo detonante fue mi estancia en Irlanda. Tenía poco dinero y mucha necesidad de aprender inglés así que me apuntaba a todas las excursiones senderistas que organizaban mis compañeros de piso. No me gastaba los cuartos en cervezas y encima hablaba con gente en un entorno tranquilo y desenfadado que facilitaba la conversación.

El 99% de las veces  volvía empapada y aún así disfrutaba. Estaba claro que el “bicho outdoorsyya me había picado.

Volví a Madrid con el ansia de seguir saliendo ahí fuera a disfrutar de la naturaleza, quería conocer España desde otro punto de vista. “Un país en mi mochila” como diría el cantautor, escritor y político más auténtico y genuino de mi tierra, Labordeta.

Tirando a mis amigas de los pelos logré sacarlas alguna vez. Cree un grupo en WhatsApp “The weekend plan” para intentar organizarlas, pero aquello no evolucionaba hacia donde yo quería.

No me quedó otro remedio que empezar a buscar otras alternativas y es aquí donde os presento mis sugerencias para que no os quedéis en casa y salgáis en busca de aventuras:

#1 Meet up te permite buscar en tu localidad un grupo para conocer gente y practicar aquello que te guste. Aprender a cocinar, practicar inglés, fotografía y por supuesto también salir a correr, senderismo o lo que quieras. También puedes crear tu el grupo si ves que no hay ninguno que cumpla tus necesidades.

#2 Apúntate a cursos de la modalidad que más te guste y allí seguro que conoces a gente afín. En mi caso hice un curso de alpinismo para poder desenvolverme mejor en montaña invernal y otro de buceo (PADI). Gracias a ambos cursos, no sólo viví bonitas experiencias, sino que conocí a gente maravillosa con la que hoy en día mantengo el contacto.

Buceo en Koh Tao

#3 Clases. Durante varios meses estuve yendo a un rocódromo para aprender escalada deportiva. Cuando llegó el buen tiempo surgieron varios grupos preparando escapadas de fin de semana. La escalada es un ejemplo, pero lo puedes aplicar a más disciplinas como el running o la natación.

#4 Clubs. En mi caso fue el Club de Montaña Pegaso. Para mi fue el gran despegue. Unos “locos” de las montañas, de subir picos, que salen incansablemente todos los fines de semana. Se pegan horas y horas pateando y siempre hay alguno que quiere más y más.

Sí, son un poco “machacas” como ellos mismos reconocen, pero te meten el gusanillo de la montaña hasta las mismas entrañas. Con ellos me convertí en una humilde montañera. Aprendí a andar sobre las piedras, a cruzar ríos, a trepar, a pasar frío, a dormir con una orquesta de ronquidos a mi alrededor, pero sobre todo a amar la montaña y el valor del compañerismo.

Y ¿sabes lo mejor? De ahí no sólo surgieron grandes amigos y amigas, sino que también encontré el amor de mi vida. (Momento pastelón, lo sé, ¡lo dejo ya!)

Pico Susarón

#5. Otra fuente de recursos son las Federaciones, suelen organizar actividades y muchas veces poniendo foco en la mujer.

La Real Federación Española de Ciclismo con su proyecto #womaninbike es un gran ejemplo de ello. Aquí encontrarás quedadas lideradas por diferentes embajadoras repartidas por toda la geografía española. Las rutas se clasifican en 3 niveles, iniciación, medio y alto nivel.

Gema Pascual, presidenta de la Comisión de Féminas de la Real Federación Española de Ciclismo, lo tiene claro, el objetivo de esta iniciativa es crear la mayor comunidad de mujeres ciclistas en nuestro país e impulsar el ciclismo femenino. ¡olé!

#6 Busca en redes sociales. Así fue cómo yo descubrí Girls Bike Weekend. Unas apasionadas del enduro y descenso que preparan actividades de todo tipo, cursos, quedadas u organización de eventos muy cañeros.

#7. Y «Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma». Crea tu el círculo para poder salir.

El gym suele ser un buen recurso ya que la gente que hace ejercicio indoor suele ser más proclive a unirse a este tipo de iniciativas. Si vas siempre con la misma gente, ya sea a clases o sala, pregunta, no te cortes, seguro que consigues adeptos e incluso descubres que alguna está en tú misma situación.

El trabajo puede ser otra buena opción. Durante mi estancia en Irlanda observé que era muy típico que las empresas tuvieran un departamento que denominaban “Sports & Social”. Este equipo era el encargado de organizar actividades de diferente índole fuera del horario laboral con el objetivo de fomentar una mejor relación entre sus trabajadores. Una vez asistí a unas carreras de caballos y otra vez ¡aprendí wind surf!

Wind surf

Monta tu propio club dentro la empresa o moviliza a la gente. En mi trabajo un grupo de chicas se unieron para hacer el Camino de Santigo bajo el hastag #ymediagirls y vinieron encantadas.

#8 Participa en carreras. Este verano he corrido mi primer trail de montaña en Boltaña (Pirineo Aragonés). No hace falta que seas una super profesional para participar, suele haber una modalidad de “iniciación” o más moderada. Lo mejor es que este tipo de saraos tiene un ambiente muy festivo y lúdico donde es imposible no disfrutar y conocer gente.

#9 Pero la carrera que más me ha marcado ha sido la Titan Desert, allí conocí a muchas chicas increíbles y a las que admiro. Muchas de ellas venían formando un equipo liderado por la tienda de bicicletas de Barcelona Doménica que también organiza salidas y talleres. Aquí tienes otra opción, busca en tu localidad si tienes un ejemplo así.

Titan Desert

#10 Y que quieres que te diga, sola no es una mala opción tampoco. De hecho, hay algunas actividades que prefiero hacerla sola, correr es un buen ejemplo de ello.

Me pongo mi musiquita, me escucho, hablo conmigo misma e incluso te diría que normalmente tengo mis momentos de mayor creatividad cuando salgo a correr, no sé por qué.

Nadar es otra de las cosas que me gusta hacer sola. Uno de los mejores recuerdos que tengo de la Bella Italia son esos baños al atardecer en los lagos como el de Mergozzo, Orta, Maggiore, Como o Misurina.

Lago Como

#11 Y por supuesto no podían faltar los Viajes Active Woman. Puedes ir sola, traerte tu grupo o que si quieres te buscamos uno. En estos viajes siempre tendrás actividades como bici, kayac, yoga, senderismo, running o lo que quieras.

A finales de octubre nos vamos a Nepal para hacer el trekking del Annapurna, hace mucho tiempo que sueño con ir a ver las montañas del Himalaya de cerca y por fin ha llegado el momento.

En noviembre tenemos un viaje a Senegal con muchas actividades outdoor y diversos talleres para deleitarnos con la belleza del paisaje y adentrarnos en la cultura del país. 

kayac

Ya no tienes excusa para quedarte en casa y no salir en busca de aventuras. Y sé que no es todo tan fácil.

Quizá muchas veces no termines de encajar en el grupo, o no encuentres exactamente tu nivel o la actividad que estás buscando. No desistas, es cuestión de tiempo, prueba varias técnicas de las mencionadas a la vez y seguro que algo sale, es cuestión de estadística.

Pero sobre todo muévete, actúa, la solución no va a venir a buscarte a casa, piensa que “el primer paso no te lleva a donde quieres ir, pero te saca de donde estás”.

Si te encuentras en esta situación espero que estos tips te hayan ayudado. Si consideras que hay alguien a quién le puede venir bien este artículo no dudes en compartirlo por favor.

Otros artículos que te podrían interesar:

 – 5 claves para dejar de ser una Superwoman y empezar a cuidarte.

– ¿Te atrae la escalada pero no te ves colgada de una pared? 10 vías ferratas para superar el miedo a las alturas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *