Comparte este artículo

La única guarda de un refugio de montaña.

Tania Plaza y su vida en el corazón de las Ubiñas (Asturias)

Érase una vez una camarera que soñaba con vivir en las montañas.

Salía de trabajar bien entrada la noche e iba corriendo a casa a coger su mochila. Apenas unos minutos después se lanzaba al monte para encontrar un lugar donde pasar la noche. Allí esperaba a que los primeros rayos de sol empezaran a asomar para hacer cumbre a primera hora del día siguiente.

Nuestra Active Woman hizo su sueño realidad con apenas 25 años. Cambió su trabajo de hostelería y su casa por una cabaña en el corazón de las Ubiñas, en Asturias.

Su sueño sólo estaba empezando a despegar. Unos meses más tarde la realidad superó a la ficción.

Quedé con Tania Plaza para entrevistarle. Tenía mucha ganas e ilusión puestas en ello. Quería mostrarte en el podcast cómo es la vida en un refugio de montaña a través de los ojos de la única guarda que tenemos en España.

Además la historia de Tania es un ejemplo de amor a la naturaleza, a las montañas y al tesoro que esconden las Ubiñas. Quería que la conocieras de cerca, que escucharas esa voz tan dulce y tan asturiana que invita a salir corriendo hacia el refugio del Meicín.

Pero no pudo ser y no pudo ser porque no tenía que ser.

Ella en las Ubiñas y yo en los Pirineos. Ni 4G, ni cobertura, ni nada que la naturaleza sepa ni quiera entender.

Llevo más de dos años queriendo subir a Peña Ubiña pero unas veces la climatología, otras veces la falta de días u otros compromisos, han hecho posponer esta escapada en más de una ocasión.

No sé por qué pero la quiero vestida de blanco, con un gran manto de nieve y eso también ha hecho que tenga que seguir esperando el momento exacto y preciso.

Siempre digo que la montaña es la mejor maestra que conozco. La primera lección que te enseña es la paciencia, aprendes a mantener la calma y la serenidad.

Y creo y confío que esta espera va a tener premio porque tiene su por qué. Es poder hacer esta entrevista en persona, en donde tiene razón de ser, en el refugio del Meicín, con las Ubiñas de testigos.

Pero mientras llega ese momento, quiero que conozcas un poquito más a nuestra protagonista. Así cuando llegue el podcast en cuestión tendrás todavía más ganas de escuchar a esta mujer tan valiente, fuerte y llena de vida.

El refugio

La cabaña

Un buen día, Tania decide que basta ya, que hasta aquí. Quería poner en marcha su aventura.

Reúne a sus familiares y amigos para decirles que deja el mundo de la hostelería para irse a las montañas.

En un primer momento su idea era subir un puerto tras otro pero en su camino apareció un pastor o mejor dicho, un vaqueiro, que le ofreció su cabaña como refugio.

Nuestra aventurera tuvo que acondicionar un hogar que perteneció a los ratones.

Limpiar, arreglar los agujeros de la pared o tapar las goteras del techo fueron las actividades que le ocuparon durante varios días para habilitar una morada donde vivir durante más de un año y medio.

Con lo que no contaba es que la vida le había dado ese gran regalo, como ella llama a su cabaña, para prepararle para lo que iba a ser su gran proyecto de vida, ser guarda del Refugio del Meicín.

Tania & Ur

Y es que las cosas no pasan por casualidad.

En 2013 el refugio que había pertenecido a la Federación de Montaña durante 50 años pasó a manos del concejo de Lena. Es justo el momento exacto en que nuestra valiente montañera se encuentra preparada para enfrentarse al reto.

Absolutamente nadie de los alrededores dudaba de que ese refugio tenía que ser llevado por nuestra protagonista. Tania presentó su candidatura para ser guarda del Meicín pero el refugio ya había elegido su guarda desde hacía mucho tiempo, simplemente la esperó hasta que estuvo lista.

De nuevo mucho trabajo por hacer.

Desatascar tuberías, arreglar la calefacción, poner a punto las placas solares, portear material y víveres y demás labores para hacer que el paraíso de las Ubiñas tenga un refugio con duende para atraer a los amantes de la naturaleza.

Porteando

El refugio

Se sitúa a 1.230 metros de altitud.

El pueblo más cercano es Tuiza de Arriba, que se encuentra en al carretera que une Campomanes con el puerto de la Cubilla.

Para acceder puedes dejar el coche en el aparcamiento del pueblo. Desde ahí sale un camino que en unos 50 minutos te lleva al refugio. No hay gran desnivel, a penas unos 300 metros, por lo que es apto para todos los miembros de la familia.

En la parte de arriba se encuentran los 3 dormitorios. Dos habitaciones de 16 camas (8 literas) y una de 14 camas (7 literas).

En la parte de abajo la cocina junto con las zonas comunes, los baños y el comedor.

Aquí Tania despliega sus dotes culinarias para ofrecer a los visitantes desayunos, comidas y cenas hechas con mucho amor y donde un buen plato de fabes nunca falta.

Estrellas en el Meicín

Rutas / Actividades

Por los alrededores del Meicín se pueden realizar infinidad de rutas y actividades. Con ayuda de Tania destacamos 3 para cubrir las necesidades de todos los perfiles.

#1. Geocaching, una actividad para realizar con niños (o sin ellos).

La ruta parte del centro de información en Tuíza. Asciende al refugio por el camino de invierno y baja por el de verano.

En los alrededores del refugio podemos encontrar algunos restos de la guerra civil como trincheras, zonas de ametralladores o bunquers.

Mas info aquí.

#2. Ascensión a Peña Cabello (Peña Cerreos)

Un subida fácil y cómoda para observar la belleza del macizo. (Si subimos en invierno necesitaremos material apropiado ya que puede haber hielo)

Mas info aquí.

#3. La integral de Ubiña

Sólo apta para montañeros y alpinistas expertos. Una ruta preciosa y muy exigente donde se pueden llegar a encadenar 10 cumbres.

En este enlace te dejo el artículo de dos cracks que disfrutaron esta ruta a lo grande.

Nieve en el Meicín

Y hasta aquí el artículo de hoy. No quiero desvelarte más porque quiero que Tania te lo cuente en primera persona en esa entrevista que aplazamos para más adelante.

¿Te vienes conmigo a verla y a disfrutar de este precioso Parque Natural de Asturias?

Otros contenidos que podrían interesarte:

– Podcast: Mi camino hacia lo salvaje

– Artículo: 8 razones para iniciar tu camino hacia lo salvaje

 

6 pensamientos sobre “La única guarda de un refugio de montaña. Tania Plaza y su vida en el corazón de las Ubiñas (Asturias)”

  1. olgaantolin.asturias@gmail.com

    Conocí a Tania y me pareció una perfecta guarda,sobre todo su alegría y su espíritu de trabajo,atenta y muy muy simpática,bravo Tania.

    1. Muchas gracias por el comentario. Estoy convencida de que Tania hace que el refugio del Meicín se convierta en un verdadero hogar para todos los amantes de la montaña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *